Tamaño letra:
La CNSE reclama que haya un intérprete de lengua de signos en cada centro escolar, para que los padres puedan elegir

El diccionario, que fue presentado en la sede del Instituto Cervantes, tiene como principal objetivo estandarizar una lengua que ya tiene más de 400.000 usuarios sólo en España. El diccionario es normativo, de uso y bilingüe (Lengua de Signos Española-Castellano) y contiene más de 4.000 signos.

Cada entrada del diccionario ofrece una acepción en ambas lenguas, además de una trascripción escrita en SEA (Sistema de Escritura Alfabética de la Lengua de Signos Española) elaborada por la Univeridad de Alicante. La acepción en castellano, a su vez, se corresponde con la definición que ofrece el diccionario de la Real Academia Española, entidad que desde su comienzo ha apoyado este proyecto, fundamental para el futuro de la Lengua de Signos Española.

Disponible en formato DVD, el diccionario también puede consultarse a través de Internet haciendo clic aquí y de telefonía móvil, una innovadora iniciativa en materia de accesibilidad de gran utilidad para sus usuarios.

Además de la ministra, a la presentación del diccionario acudieron, entre otras personas, la vicepresidenta de la CNSE, Concha Díaz; la directora del Instituto Cervantes, Carmen Caffarel; el secretario de la RAE, José Manuel Blecua; la directora gerente de Obra Social Caja Madrid, Carmen Contreras, y el director general de Fundación ONCE, Luis Crespo.

INTÉRPRETES EN TODOS LOS COLEGIOS

Concha Díaz reclamó intérpretes de lengua de signos en todos los centros escolares, asegurando que tanto el alumnado sordo como sus familias demandan la necesidad de más intérpretes en los centros escolares, para que los jóvenes puedan elegir el centro que deseen para realizar sus estudios. "No podemos conculcar a nuestros alumnos y a las personas sordas esa posibilidad", continuó, además de asegurar que "no podemos consentir que se vulnere el derecho a la información y a la educación".

Por otra parte, la vicepresidenta de la CNSE trasladó su preocuación respecto a la legislación actual. "Sí que es cierto que la legislación nos protege, pero todavía hay espacios a los que no podemos acceder", manifestó.

La ministra de Educación, Política Social y Deporte, Mercedes Cabrera, que estuvo presente en el acto, apoyó la posición de Díaz y dijo que aunque la ley "nos ha permitido avanzar (...), nos tiene que seguir permitiendo avanzar".